La importancia de estudiar con los hijos

Familie beim Hausaufgaben machen

Está demostrado que mientras más involucrado esté el apoderado en los estudios y actividades escolares de los hijos, mayor puede ser el rendimiento escolar.
Los padres son quienes tenemos la principal responsabilidad de crear hábitos de estudio en los niños, incentivando el esfuerzo para el cumplimiento de metas y objetivos, como una buena calificación, superar dificultades en materias que les sean difíciles, y cumplir con puntualidad en las tareas o trabajos asignados. Además de guiarlos y apoyarlos en el plan de estudio del nivel que estén cursando actualmente.

La Unicef hace mención respecto a la importancia de la relación Padres-Escuela y señala lo siguiente:
Son muy influyentes las personas de la familia o cercanas a ella que valoran el aprendizaje, el estudio y la autodisciplina; que manifiestan la importancia de trabajar duro para alcanzar las metas propuestas o que realizan actividades cotidianas relacionadas con el aprendizaje.
Es fundamental confiar en las habilidades de los hijos/as. Cuando la familia valora y reconoce talentos, esfuerzos y logros, les hace sentir que son capaces; los niños y niñas desarrollan una autopercepción positiva, se interesan por aprender y asistir a la escuela.
Uno de los mejores predictores del éxito académico y ajuste social de los niños/as son las expectativas que tienen los padres sobre sus logros académicos y la satisfacción con la educación de sus hijos en la escuela.”

Por otra parte, es importante mantener una buena comunicación con el colegio, esto se logra a través de asistencia a citaciones, reuniones de apoderados y contacto activo con el resto de los apoderados de curso. Esto con el objetivo de estar al tanto de los progresos de lo hijos como también de las actividades futuras.

 

Anuncios